Los precios del alquiler en Zaragoza se encuentran al alza

Y se ubican un 28% más caros que en 2015

El incremento de los precios del alquiler, sumado a un gran desequilibrio entre oferta y demanda en Zaragoza preocupa al sector inmobiliario. “Cuando tenemos un piso en buenas condiciones y a un precio normal recibimos tal aluvión de solicitudes que nos vemos obligados a ponerlo al cerrar por la tarde y retirarlo a primera hora de la mañana porque sino las llamadas nos colapsarían la tarea diaria”.

David López, gerente de Aldebre Inmobiliaria, considera que los precios medios del alquiler en Zaragoza están un 10% por encima del que marca el mercado y afirma que en esta ciudad existe “poca oferta de vivienda en buen estado y a un precio lógico”.

Hablamos de cifras

El mercado del alquiler en Zaragoza ha sufrido un gran retroceso en los últimos años. En primer lugar, el precio del alquiler para un inquilino se ha visto incrementado en un 28% desde 2015; algo que preocupa al sector inmobiliario, ya que estiman que cada vez se hace más difícil encontrar una vivienda que cuente con unas condiciones dignas para vivir. Esto unido a que los pequeños propietarios cada vez apuestan más por la venta de sus inmuebles debido al temor de padecer épocas de impago, fruto de la situación económica, ha creado el ambiente propicio para que exista un gran desequilibrio entre la oferta y la demanda, uno de los principales problemas de esta crisis.

Los profesionales se muestran preocupados ante esta situación debido a que todos los días se tienen que enfrentar a un público que busca una vivienda de alquiler en un momento en el que el mercado inmobiliario se encuentra colapsado por falta de oferta.

A esta situación además se le suma la intervención del gobierno para la fijación de los precios del alquiler, evitando el incremento de estos más de un 2% frente a una tasa de Inflación que roza el 10%. Esto es algo que ha generado gran descontento entre los propietarios, ya que esta medida desembocará en grandes pérdidas para ellos, a pesar de que la medida tiene letra pequeña en la que se distingue entre dos tipos de propietarios según el número de viviendas que tenga.

En primer lugar encontramos a los grandes tenedores (propietarios con más de diez inmuebles), estos verán limitada la subida del precio del alquiler en un 2%, mientras que los pequeños propietarios tendrán mayor libertad en este sentido, pudiendo pactar este porcentaje con el inquilino, tanto por encima como por debajo de ese 2% aplicado por el gobierno.

Algunos profesionales inmobiliarios achacan la situación que está viviendo el sector a la falta de “seguridad jurídica”, la cual impide que exista mayor oferta en el mercado.

Asimismo, el Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, pretende ajustar los precios máximos de todos los regímenes de vivienda pública para incentivar que se realice promoción de vivienda protegida, se aumente el número de viviendas en el mercado con un precio máximo inferior a la vivienda libre y que se desarrollen los suelos reservados para la construcción de VPO en los municipios, según han indicado desde el Ejecutivo autonómico.

En Aldebre, como expertos profesionales del sector inmobiliario durante 15 años, contamos con la experiencia, habilidades y herramientas para proporcionar a nuestros clientes toda la información y gestión que necesitan. Contáctanos y te ayudamos sin ningún tipo de compromiso.

¡Contacta ahora!