El mercado inmobiliario europeo se ve condicionado tras el verano

Las restricciones energéticas y la subida de los tipo de interés las principales causas

La incertidumbre se cierne sobre el mercado inmobiliario, gracias a la inflación, los conflictos militares, la crisis en la cadena de suministros, la recesión económica y los rebrotes de covid-19. Estos factores afectan, en los principales países europeos, el Real Estate, claro está, en unos más que otros.

El índice REECOX publicado por la entidad alemana Deutsche Hypo, monitorea los mercados inmobiliarios de Alemania, Francia, Gran Bretaña, España, Polonia y Países Bajos; en su informe trimestral ha dado la alerta sobre los posibles efectos que vendrán los próximos meses, como resultado de la situación actual.

A través de las cinco variables de medición (el Ibex 35, el índice inmobiliario FTSE EPRA NAREIT Spain, el índice de clima económico Economic Sentiment Indicator de la Comisión Europea para España, los tipos de interés del BCE y los tipos de interés de los bonos a 10 años) se ha calculado que el mencionado índice ha retrocedido, situando a todos los países sujetos a la medición en negativo, sin que un cambio se vislumbre a corto plazo.

Durante el año pasado hubo una notable recuperación, pero, gracias a todos los sucesos ya descritos, la incertidumbre no se ha hecho esperar, trayendo consigo retos que son difíciles de abordar por donde se analicen. Las condiciones de financiación han cambiado, lo cual retrasa las operaciones en el mercado, puesto que no pone de acuerdo a los compradores y vendedores. Se confía que de cara al fin de año, haya una mejora que impulse la actividad inmobiliaria.

Para España la situación no ha sido tan crítica, si se compara con los índices de los otros países; gracias a esto, el escenario económico actual ha sido soportable, y ha tenido movimiento el sector inmobiliario. Se espera que, finalizando este año, la actividad mejore mucho más y haya nuevo récord de inversión.

Sin embargo, Deutsche Hypo advierte que el ciclo está llegando a su fin, es decir, que la situación actual está empezando a pasar factura al mercado, retrasando operaciones que esperan una fijación de precios, además de ralentizar los nuevos proyectos.

La evolución del mercado en los últimos meses del año serán determinados por la subida en los tipos de interés y las restricciones energéticas que se puedan imponer.

En Aldebre Inmobiliaria esperamos que esta información te sea útil para planificar tus proyectos inmobiliarios. Estamos a tu lado.

¡Contacta ahora!